Artículos
Calabor

Calabor

Después de una fiesta increíble con mis primos del clan portugués me paré una mañana en CALABOR, cerca de la frontera, para refrescarme un poco. Según me han contado tiene unas aguas mágicas que son mano de santo para la resaca. Los humanos dicen que tienen cualidades termales o algo así.

Justo cuando estaba bebiendo agua me he encontrado a Maruja, ‘la anciana de las flores’, con la que no nos dejan hablar. Esta extraña pero simpática humana que habla el idioma de los lobos me hizo visitar con ella todo este misterioso pueblo... ¡tengo que acabar con las borracheras con los amigos!
Elvis
  • Hazte Socio 
Búsqueda
  1.  
Búsqueda avanzada
Nuestras propuestas
Ver todos los guías
Atención al socio